Expertos en Big Data piden un cambio que deje atrás el ‘hospitalocentrismo’

Es necesario un nuevo marco regulatorio y una mayor coordinación entre los agentes implicados en el Big Data sanitario. Estas son algunas de las principales conclusiones a las que han llegado los expertos al elaborar el informa Big Data en Salud Digital que publica el Portal de Transparencia del Gobierno.

Tras analizar la situación actual de las tecnologías aplicada al Sistema Nacional de Salud (SNS), el informe señala que es necesario un replanteamiento estratégico en la atención sociosanitaria, que se irá reorientando hacia una prevención de la enfermedad y a una reducción de lo que llaman ‘hospitalocentrismo’ del actual sistema. Un cambio en el que “el Big Data ha llegado para quedarse”.

Este cambio se fundamenta en el paso que se debe dar en la atención desde el actual “curar la enfermedad” hacia el “promover y prevenir la salud”, principalmente por la tendencia creciente del cuidado a los pacientes crónicos.
Del mismo modo, también se pide que se maneje la información generada por el Big Data con cierto grado de prudencia, sin tener estos datos como única fuente de información para no incurrir en ideas preconcebidas. Además, resulta “esencial asegurarse de la calidad de los datos y la información de los modelos subyacentes y del ajuste de todos los procesos sanitarios a la estructura organizativa que permita el sistema”, señala el informe.

Agentes más coordinados

Para lograr estos cambios, es necesaria una mayor coordinación entre los agentes implicados. Es decir, entre las diferentes Comunidades Autónomas, entre el sector público y el sector privado, entre la prestación de servicios de salud y la investigación clínica y de base, entre los diferentes departamentos de los centros sanitarios y entre los prestadores de servicios de salud y el resto de agentes implicados.

Para conseguir este mejor funcionamiento, los expertos señalan que es necesario mejorar la interoperabilidad, cuyos problemas siguen siendo “una de las mayores dificultades más relevantes a las que se enfrenta la salud digital”. En este sentido, “si no se consigue un mayor nivel de homogeneización de los significados, Big Data, pese a toda su potencia, puede resultar totalmente inservible”.

Asuntos clave

Por último, los expertos resaltan la necesidad de un nuevo marco de gobernanza de datos “y la preservación de la privacidad de los ciudados mediante el uso de las salvaguardias necesarias. Aun así, dichas salvaguardias han de ser suficientemente flexibles como para no impedir el desarrollo de las potencialidades de Big Data”.

Para ello, los expertos claman por una nueva legislación sobre protección de datos actualizada a la nueva realidad tecnológica, un cambio en el que es necesario abordar aspectos clave, como la legitimidad y el consentimiento, la calidad de los datos, la transparencia total del tratamiento de los datos, la responsabilidad y la rendición de cuentas y el fortalecimiento del conocimiento y la concienciación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *